miércoles, 3 de septiembre de 2014

Entrada nº 100

Recuerdo tus ojos, tu pelo. Recuerdo tu sonrisa, el sonido que emites cuando te ríes.
Es como si hubieran pasado años, en vez de días, quizás meses.
Recuerdo tu lucha por conseguir tus sueños, por hacer lo que te apasiona.

Recuerdo tu dolor cuando sufrías por los demás. Me acuerdo del comienzo como si fuera ayer, me quedaría con tu primer abrazo, con tu primer beso. Me quedaría con cada recuerdo en el que tu estabas presente y en el que a pesar de la distancia, me sentía como si estuviera junto a ti.


Sonríe todo lo que puedas, aunque a veces no tengas ganas, aunque duela.
Aunque éste no sea el final que tu esperas, yo también hubiera querido otro final. Puede que la historia continúe o se quede ahí para volver a reescribirla.
Mientras ésas hojas se escriban, siempre podremos decir que no tiene fin.


Puede que cuando termine sea un final amargo, triste ó sin emoción, puede que termine con una gran despedida en la que digamos adiós para siempre.
Siempre me quedaré con los buenos recuerdos, con los grandes momentos, siempre me acordaré de ti. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario