miércoles, 24 de septiembre de 2014

Un Nuevo Despertar


Aparto con mis dedos las lágrimas que caen por tu piel, te he prometido que ya no volverás a llorar más, no te abandonaré, no te diré un te quiero para luego decirte adiós.
Noto en tus ojos la decepción, la tristeza y el sufrimiento. Sé que cada vez pierdes más la fe en los demás. Por eso estaré, aquí y ahora, contigo, para que no pierdas la esperanza, para que vuelvas a sentirte querida.



 No puedo prometerte que no volverás a sufrir por lo mismo otra vez, pero puedo prometerte que me quedaré a tu lado para protegerte, para hacerte volver a sonreír y para que aparezca en tus ojos la felicidad.
Tenemos que seguir nuestro camino, ya no hay vuelta atrás, no hay sitio para el pesar, no hay sitio para los malos sentimientos. 
Se fuerte, hazlo por ti misma y piensa que habrá alguien que te quiera y se preocupe por ti. Piensa que mañana será un nuevo día, habrá un nuevo futuro, un nuevo despertar.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Entrada nº 100

Recuerdo tus ojos, tu pelo. Recuerdo tu sonrisa, el sonido que emites cuando te ríes.
Es como si hubieran pasado años, en vez de días, quizás meses.
Recuerdo tu lucha por conseguir tus sueños, por hacer lo que te apasiona.

Recuerdo tu dolor cuando sufrías por los demás. Me acuerdo del comienzo como si fuera ayer, me quedaría con tu primer abrazo, con tu primer beso. Me quedaría con cada recuerdo en el que tu estabas presente y en el que a pesar de la distancia, me sentía como si estuviera junto a ti.


Sonríe todo lo que puedas, aunque a veces no tengas ganas, aunque duela.
Aunque éste no sea el final que tu esperas, yo también hubiera querido otro final. Puede que la historia continúe o se quede ahí para volver a reescribirla.
Mientras ésas hojas se escriban, siempre podremos decir que no tiene fin.


Puede que cuando termine sea un final amargo, triste ó sin emoción, puede que termine con una gran despedida en la que digamos adiós para siempre.
Siempre me quedaré con los buenos recuerdos, con los grandes momentos, siempre me acordaré de ti. 


martes, 2 de septiembre de 2014

Sentir Rencor

El rencor aparece cuando nos hacemos sentir heridos, traicionados, nos conduce a sentir rabia, ira, impotencia, desconfianza, lamento, resentimiento, envidia, amargura, miedo, etc. ¿merece la pena sentir rencor?

Puede que cuando sintamos rencor sea por cosas que te pasaron en el pasado, pensamos que los demás son los culpables, cosas que nos hacen sentir más dolor y más quebraderos de cabeza.
La energía que desprende éste sentimiento nos debilita; está bien sentir dolor porque forma parte de la vida igual que sentir felicidad pero es mejor no quedarse con éste sentimiento para siempre, quedarse pegado a lo que pasó.

Al ser rencoroso puede que te montes mil historias en tu cabeza que no tienen nada que ver con lo que pasa en la realidad, al guardarte todo el rencor que tienes, llegará un momento en el que explotarás ó lo pagarás con los demás.

Qué hacer para librarte del rencor

  • Decir lo que sientes a la/s persona/s que creas que debes decírselo, es importante aclararlo con los demás. Desahogarte y librarte de lo que llevas dentro, de lo que te reconcome.
  • Habrá un cambio en tu energía y tu estado de ánimo y seguramente estarás más en paz contigo mismo
  • Aunque nos resulte incómodo hablarlo, exponerte porque te de miedo al enfrentamiento, debes hacerlo, ser valiente, puede que tengamos que poner ciertos límites, aprender de los errores y evitar que se repita.
  • Importante que cuando estés hablando con esa/s persona/s sepamos también escuchar y respetar lo que nos dice, igual que ellos deben hacerlo.
Cuando decimos lo que nos duele y el motivo, nos libramos de una carga importante emotiva, nos hará sentirnos mejor. Nosotros tenemos el poder de elegir, de cambiar lo negativo en positivo.



Un método para poder sacar eso que llevas dentro, que te pueda ayudar a sentirte mejor


  • Escribir todo lo que sientes hacia la/s persona/s en cuestión sin ningún tipo de miedo, dejar que salta todo lo que sientas, que se quede reflejado en ésa carta, lo escribes tal cual te venga sin pensártelo.
  • Puedes escribir otra agradeciendo todo lo que te ha aportado, por todo lo que has aprendido y vivido con esa/s persona/s.
  • O puedes escribir una mezcla de los dos primeros puntos.
Cuando lo tengas mucho más claro y estés preparado/a, exprésalo, dile todo lo que lleves dentro, lo que te salga de tu corazón, de tus sentimientos. No se sabe como cambiará la relación pero te quedarás con la conciencia tranquila (o relativamente) porque has sido sincero/a en todo momento. Sentirás paz, tranquilidad y cambiará tu punto de vista a partir de aquí, verás lo que falló e intentarás no cometer los mismos errores y que los demás tampoco cometan. Nunca arrastres tal carga en tu vida, porque repercutirá en todo, no sólo en ti, también en lo que te rodea.


Somos seres humanos imperfectos que fallamos pero podemos elegir que hacer al respecto y aprender de ello. Puedes elegir sentir ése rencor ó luchar e intentar solucionarlo y sacar lo que te hace sentirte así.