martes, 19 de marzo de 2013

El Deseo


Deseo… Un sentimiento carnal, siempre aparece cuando menos te lo esperas. A veces está unido al amor, otras, sin embargo, sólo es cuestión de sexo, de atracción.

Se siente sólo con mirarse el uno al otro, es irracional porque tu cabeza te dice una cosa (lógica)  y tus sentimientos otra. El deseo te impulsa, te invita a disfrutar de tu cuerpo y del suyo. Te dejas llevar… es una forma de coger algo que quieres y hacerla tuya, aunque sea por un breve instante.
Para algunas personas es símbolo de ser esclavos de los sentimientos y causas de sufrimiento, pero también significa felicidad. Es un sentimiento que da chispa a la vida y que nos hace tomar decisiones, a ir hacia un camino o a otro, a elegir a una persona en vez de a otra…

“Aquí estoy en ésta sala llena de gente, pero sólo me fijo en ti, sólo me importas tú. Veo como me miras, a mí y a mi cuerpo… No se puede negar el deseo que sentimos;  va pasando el tiempo, la tensión crece, sólo deseo estar contigo ahora mismo.

Por fin nos marchamos para estar solos, para poder satisfacer nuestro deseo del que sólo será testigo la luna.
Me besas… se desata el deseo y la lujuria. Y sé que ésta noche te tendré sólo para mí. Ésta noche será suficiente, por ahora lo es.
Beberé de ti, me aprovecharé de ti; Sólo quiero tu cuerpo, sólo ésta noche, no te pido más y sé que para ti también es suficiente, sin promesas de amor, sólo deseo.
Disfrutaremos de nosotros, nos dejaremos llevar ésta vez, sin importar el pasado o el futuro, sólo importa el presente, el momento, sólo importas tú”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario