domingo, 23 de septiembre de 2012

Aprendí



 Aprendí que los peces nadan y las aves vuelan. Que los políticos mienten por mucho que prometan, que la Tierra es redonda. Que mucha gente es falsa, que todo el mundo tiene dos caras, y que para muchos el orgullo es más importante que querer estar con alguien.
 Aprendí que dos y dos son cuatro, que no hay que dar más de lo que se recibe. Que no hay que ilusionarse demasiado, que no hay que ser demasiado ingenuo. Que la vida es un regalo, y por eso hay que disfrutar de ella, por muchas cosas malas que puedan pasarte, no hay que rendirse.

 Me enseñaron que el futuro no está escrito, porque somos nosotros quienes tomamos nuestras propias decisiones; que el universo es infinito. Somos personas que estamos dispuestas a cambiar el mundo y a luchar por ello.
 Aprendí a no creer en las promesas, a confiar... en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad siempre estuvo a mi lado.  
Aprendí quién me quiere y me aprecia por encima de todas las cosas.


 Aprendí que todos tenemos cosas buenas y cosas malas, y que aún hay personas buenas y bondad en éste mundo. Qué  hay gente que se preocupa por los demás y quiere ayudar pero que también hay mucha gente egoísta, rencorosa… pero no le hace sombra a lo bueno.
Aprendí que todo es posible en ésta vida y por eso hay que dar una oportunidad y tener fe y pensar que saldrá bien porque no es todo oro lo que reluce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario