jueves, 2 de agosto de 2012

Respeto

El respeto es el reconocimiento de los intereses y sentimientos del otro en una relación (ya sea de pareja, amistad o familiar) e implica un verdadero interés NO egoísta por el otro más allá de las obligaciones que puedan existir. Puede confundirse con los buenos modales ó la amabilidad, pero el respeto es una actitud.

Yo pienso que el respeto es muy importante, por ejemplo, para llevarse bien con la gente porque si no respetas a los demás no te respetarán a ti y te excluyen. 
El respeto comienza por sí mismo, es aceptar tus defectos y tus virtudes y no tener tanto en cuenta el juicio de los demás, tienes que creer en ti mismo y empezar por respetarte a ti mismo .

El respeto se basa en que si tú escuchas una opinión pero no estás de acuerdo con ella, no impones lo que tú piensas ya que cada uno tiene su punto de vista. Hay que aceptar y comprender como son los demás aunque no se piense o actúe igual, aunque pienses que puede estar equivocado, a veces no es así, y debes respetarlo.

Respeto es aceptar al pobre, al rico, a los animales, a las plantas... no imponer lo que tu quieres o pienses a los demás, puedes mostar tu opinión y tus razones pero no imponerlas así porque sí. 



Como fortalecer el respeto:

  • Aprendiendo a escuchar
  • Aprender: el que se cree que lo sabe todo... que las cosas no son como él/ella dice... el mundo cambia continuamente y nosotros con él. Cada persona se presenta en su vida nuevas oportunidades para aprender, crecer y disfrutar
  • Colócate en "la piel" del otro: porque no sabes la situación difícil que esté pasando la otra persona, y tienes que comprender su postura
  • No seas inflexible: porque la gente tiene defectos, no rechaces, discrimines ó maltrates a otros porque no hacen lo que tú deseas o esperas que hagan. Es importante distinguir entre la persona y su pensamiento.
  • Nadie es más ni menos que tú: Acepta a los demás con sus defectos y cualidades sin juzgarlos con ligereza. Cuando respetamos a los demás somos más tolerantes, pacientes y comprensivos y cuando nos respetamos así mismos, nos valoramos más y confiamos más en sí mismos.

Trata a los demás como te gustaría que te traten a ti. Los intolerantes incluso acuden a la ridiculización de la postura contraria, hacen exageraciones y hacen toda clase de argumentos contra el otro que ha veces no tienen ni sentido.
No basta con no agredirlo o ignorarlo a la otra persona, hay que escuchar y no cuestionar sus ideas y estar abiertos incluso a aceptar algunas de las ideas de el otro porque todos tenemos derecho a ser quienes somos y el respeto exige comprensión del otro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario