lunes, 25 de junio de 2012

Personas Tóxicas

Están ahí, a tu lado, a veces no te das cuenta de que esa persona te está haciendo daño. Puede que tu intuición te diga algo, pero no logras verlo del todo, otras, más que intuición, es la forma en la que te trata: te habla mal, te humilla, no te respeta, etc. No es cuestión de si es un chico o una chica, no es cuestión tampoco de la edad, ya que viene en su forma de ser.
Aquí describo unos cuantos tipos de personas tóxicas y qué es lo que yo haría, espero que os sirva.

El mentiroso: Halagador, encantador, va detrás de ti comiéndote la cabeza hasta conseguir lo que quiere de ti, te agasaja, te engaña con sus trucos para aparentar que es bueno/a, que nunca hace nada malo, que todo lo que hace por tu bien. Sabe como manipular las palabras y las emociones para que siempre parezca que eres tú quien exagera o "ve fantasmas" y que incluso llegas a ser tú el malo ó el/la culpable de la situación.   
- Como desenmascararle: Fíjate en su lenguaje corporal, no escuches sus palabras porque te dirá lo que quieres oír, sino como las dice. Cuando se le pregunta directamente sobre un engaño, suele hacer pausas extrañas, responder con otra pregunta, dar explicaciones largas y pueden carraspear o hablar en tono quebradizo. Sus gestos también le delatan: cuando cuenta una mentira se encoge de hombros muchas veces, oculta las manos, gira los pies hacia el interior, se toca la nariz compulsivamente, etc.

Sabelotodo arrogante: Es aquél que está convencido de tener todas las respuestas, se cree más listo que los demás y por lo tanto trata a la gente con condescendencia. Su forma de hablar es lenta y paternalista (te habla a ti, pero no "contigo" y te da consejos patéticos) y no duda en despreciar tus opiniones y pisarte para realzarse. Sus palabras favoritas: yo, mi, me, conmigo y hasta tiene el descaro de apropiarse de logros ó éxitos de otros como si fueran suyos
- Para neutralizarle: Primero que no te afecte o que no te vea que te afectan "sus dardos verbales". Si es alguien del trabajo: hacerle el vacío, evitándolo como interlocutor en la medida de lo posible y si es tu jefe defiéndete con hechos, no con palabras.

Obseso agresivo: ¿Su obsesión? Controlarte, manejarte y neutralizarte. Si no haces lo que esa persona quiere, se muestra agresivo, te insulta ó te prohibe cosas. Te juzga y te critica constantemente eliminando tu autoestima  para hacer que seas más dependiente de esa persona. Se cree que tiene el derecho a decidir por ti, controla absolutamente todo de ti: como vistes, con quién sales, a quién llamas...
 -Para combatirle: Huir, dejar de relacionarte con esa persona. Éste caso es de los más tóxicos y peligrosos que hay, y su comportamiento agresivo puede ir a más. Sus inseguridades, complejos, sentido de la inferioridad se transmiten en una ira irracional. La mejor salida: BORRARLE DE TU VIDA y si va a más, apoyate en los tuyos y denuncia.

Congelador emocional:  Persona fría, reservada, insensible, no muestra sus emociones. Parece como si todo le diera igual. Se suele pensar que "es muy tímido" pero si nunca responde a tus emociones o no se muestra comunicativo eso es crueldad mental y emocional.
-Como desenfriarle: Si se ha vuelto así de repente puede que le haya surgido un problema. Pero si es su forma de ser, olvídate. Puede que esa persona necesite algún tipo de terapia profesional



Metomentodo y traidor: Cotilla, traidor, metomentodo... se mete en tus cosas todo el tiempo, como si fueran asunto suyo, da igual si él tiene que ver o no, participa automáticamente, opina y te dice que es lo que hay que hacer y es difícil que acepte un no por respuesta, porque se lo toma a la ofensiva, se enfada y incluso te deja como que eres tu el malo/a por no dejar "que te ayude"  e intenta incluso manipularte para conseguir cosas en su propio beneficio.
Tergiversa la verdad a su conveniencia y juega con la información de los demás ya sea para divertirse ó para tener más poder sobre los demás. Incluso habla mal de los demás y por supuesto, cualquier cosa que sepa sobre ti lo usará en tu contra cuando le interese
-Para placarle: No le des ni media información sobre ti, lo justo, para que no se pueda meter. Jamás le sigas el cuento cuando se ponga a hablar mal de los demás, ya sabes lo que te pasará a ti, en cuanto te des la vuelta. Desmiente cualquier tipo de rumor que hay sobre ti, se amable con esa persona, pero desde la distancia. Se acabará aburriendo y te dejará en paz.

Espantapájaros sin iniciativa: Reservado, incapaz de tomar la iniciativa, miedoso, (vamos lo que se llama "calzonazos"). Es una persona que huye del peligro, jamás dará la cara por ti. Por supuesto al no tomar decisiones "se deja" llevar por la opinión mayoritaria, aunque vaya en contra de lo que opine o desee. No propone ningún tipo de plan, ya que como no suele tomar decisiones... llegado un momento, no te apoyará en ninguna decisión que suponga un riesgo.
-Como espabilarle: Colócale en situaciones extremas que puedan afectarle más directamente a esa persona, así, se verá obligado a afrontar la situación porque no le quedará otro remedio, alíate con su entorno para que le empujen también. Si a pesar de todo sigue igual, te convendría tomar distancia con esa persona porque ya sabes que cuando ocurra algún problema no te apoyará ni te ayudará.

Narcisista egocéntrico: Es el centro del universo, y espera de ti que lo consideres eso. Lo único que le importa de ti es lo que le afecte. Su lema también: yo,mi,me,conmigo pero éste, necesita que lo adulen y halaguen siempre. Cree tener derecho a que le traten mejor que a los demás.
-Para desinflarle: Quiérete a tí mismo/a por encima de todas las cosas, y así proyectarás tu deseo de ser tratado como a un igual. Tu tiempo y tus necesidades son igual de importantes que las suyas.

-Victimista negativo: Es alguien que es todo oscuridad y negatividad, el mundo es lo peor, nada sale bien,la culpa es de los demás, y si puede te arrastra a tí a ese pozo negro lleno de angustia y desesperación. Si las cosas a tí te van bien, tratará de sabotearte ese momento. Al considerarse víctima, no actúa para cambiar las cosas, incluso halla placer en la queja constante.
-Para reactivarle: Cargarle de grandes dosis de optimismo, y hazle entender que a tí no te apaga nadie.
Si no consigues que sea positivo, manten la distancia con esa persona, ser un negativo por la vida no va a ayudar a solucionar para nada los problemas, sólo te amarga a tí para no sentirse sólo.


Seguro que hay más tipos, puede que te encuentres una persona con más de un tipo de los que he mencionado.Yo he escrito sobre los que he vivido y sobre los que han vivido personas cercanas a mí. Hay que tener mucho cuidado con estos tipos de personas porque al fin y al cabo son gente que no te quiere, sólo busca conseguir sus propósitos y poder manejarte o abusar de tí, porque una vez conseguido, desaparece o se deshace de tí, espero que si caes en las redes de uno, escapes y te alejes, ya que sólo traen cosas malas, y malas experiencias que suelen ser innecesarias y que no tienes porque pasar por eso.

martes, 5 de junio de 2012

Empatía

"Primero trata de entender al otro, después trata de hacer que te entiendan a ti"

¿Qué es la empatía? Consiste en ser capaz de ponerse en la situación de los demás y compartir sus sentimientos; es la capacidad de escuchar al otro, sin emitir juicios y consejos. Generalmente el otro sólo necesite en ese momento una oreja que comparta y lo apoye.
No hace falta pasar por las mismas experiencias ó vivencias para entender mejor a los que te rodean, sino, ser capaz de captar los mensajes verbales y no verbales que la otra persona nos cuenta y hacer que se sienta comprendida.
La empatía no significa que compartamos sus opiniones, ni que estemos de acuerdo con su manera de interpretar la realidad.
No confundir empatía con simpatía ya que no significan lo mismo, simpatía implica una valoración positiva del otro, la empatía no hace valoración alguna del otro.

Las personas que mejor desarrollan esta cualidad son las que los padres en la educación de sus hijos han cubierto esa necesidad afectiva en los hijos y enseñan a descubrir y comprender lo de los demás. Y son las que han sido aceptadas y comprendidas, las que han recibido consuelo o han visto como se vivía la preocupación por los demás. Que no sea ésta tu situación, no quiere decir que no puedas desarrollar esta cualidad, no quiero decir que sólo estos casos son los que la consiguen desarrollar, sólo que tienen mas posibilidades.
Las personas que están en sintonía con otras demuestran esa sintonía físicamente como por ejemplo: adoptando misma postura, o se mueve a la voz o hacen los mismos gestos.

¿Cómo se puede desarrollar la empatía?


  • Escuchar con la mente abierta y sin prejuicios: prestar atención, mostrar interés por lo que nos están contando.
  • Entrar en su piel: imagínate sus sentimientos acerca de esa situación; ¿qué pensaba esa persona? ¿Cuál era su punto de vista acerca de la situación? ¿qué hubiera tenido que decirle? Tener en cuenta sus impresiones.
  • Habilidad de descubrir, reconocer y recompensar las cualidades y logros de los demás: no sólo fomenta tus capacidades sino que muestra tu preocupación e interés por ello.


Obstáculos que dificultan la empatía


  • Tendencia a quitarle importancia a lo que le preocupa al otro e intentar ridiculizar sus sentimientos
  • Escuchar con prejuicios
  • Dejar que nuestras ideas y creencias influyan a la hora de interpretar lo que escuchas
  • Juzgar y decir frases como: "nunca haces algo bien" "que tontería" "nunca vas a conseguirlo"
  • Ponerse como ejemplo por haber pasado por las mismas experiencias, sin tener en cuenta los sentiemientos de la otra persona
  • Animar con frases como: "ánimo en esta vida todo se supera"
  • Dar la razón (como a los tontos, así porque sí)


Las personas que están excesivamente pendientes de sí mismos tienen más dificultades para pensar en los demás y ponerse en el lugar de los demás.
Por lo tanto, para el desarrollo de la empatía tendríamos que ser capaces de salir de nosotros mismos e intentar entrar en el mundo del otro