domingo, 15 de abril de 2012

Secretos

En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

Secretos, todos tenemos, unos más inconfesables que otros. Hay secretos que no desvelamos porque podría producir grandes consecuencias y pueden acabar dañando a una ó varias personas o incluso a toda una familia. Tener un secreto no quiere decir que siempre sea malo, simplemente son cosas que te guardas para ti mismo porque así lo deseas. A veces ocurre que nos gustaría borrar de nuestra memoria algunos recuerdos o conocimientos secretos, otras veces deshacer el pasado y todo aquello que hoy seguimos guardando en secreto, lo que un día hicimos, nos hicieron ó lo que en su día supimos. Pero el pasado no se puede cambiar y no seríamos quienes somos hoy en día sin todo lo que pasó. Aquí os dejo varios tipos de secretos.

-Secretos inconfesables:  Son aquellos que no se dicen absolutamente a nadie por temor a lo que pueda pasar o simplemente no quieres que nadie lo sepa. A veces puede que hayas estado a punto de confesarlo en algún momento pero al final no te atreves y se convierte entonces en un secreto inconfesable, quizá sea un amor imposible, una infidelidad, algo que hiciste, etc.
-Secretos por un arrepentimiento tardío: Trata de que a veces por falta de humildad, por orgullo no dices "lo siento" o "perdóname" cuando tienes la oportunidad. Te quedas con la culpa, sientes que lo hiciste muy mal pero no eres capaz de admitir y confesar lo mal que lo cometiste, en esto consiste el secreto por un arrepentimiento tardío.

-Secretos por una nueva vida: Queremos dejar nuestra vida y volver a empezar otra, por la razón que sea. Hay personas que lo hacen y lo dejan todo atrás y olvidan todo su pasado, aunque siempre se queda en tu memoria pero lo abandonan todo y no miran atrás. Como no lo cuentas se convierte en secreto.
-Secreto de un amor inconfesable: Es ese amor que por más tiempo que pase siempre estará en nuestro corazón y no importa los años que pasen porque siempre estará ahí. Puede que fuera ese amor que se te escapó o que no pudo ser y te rompió el corazón, pero siempre te viene a la mente. Es inconfesable porque prefieres no sentirte así toda la vida, pero el secreto está ahí para siempre.

Son muchos los secretos que guardamos de diferentes tipos, unos son los que sólo tú sabes y otros son compartidos porque los compartes con esa persona que para ti es especial y sabes que no lo contará; cuando se lo cuentas sientes como una liberación, un alivio y de paso sabes lo que opina esa otra persona y como te puede ayudar/aconsejar. Otras veces los secretos no los cuentas porque podría dañar a otros personas y no los decimos jamás. Es importante pararte a pensar en las consecuencias que tiene contar un secreto porque puede cambiar todo. Los secretos son parte de la vida y nadie puede escapar a tener uno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario