martes, 24 de abril de 2012

Juzgar

A veces juzgamos a personas que ni siquiera conocemos; unas veces porque otra persona habla mal de otra y tendemos a una idea preconcebida de como es que afecta a nuestro modo de verle y a nuestro modo de tratar a esa persona. Y muchas veces al oir todas esas cosas malas que dicen sin saber si es verdad ó mentira tendemos a no dar oportunidad. Por desgracia, cuando no conocemos a esa persona y escuchamos ciertas cosas tendemos a juzgarlo sin conocerlo y al rechazo.

Pero... ¿qué pasaría en el caso de que conocieras a esa persona? A veces por lo que haya pasado, por lo que pueda hacer esa persona o no haga, juzgamos sin tener en cuenta sus sentimientos. Creo que es importante que en el caso de que conozcas a esa persona y te importe, no deberías juzgar por las apariencias, sin saber lo que le ocurre y qué es lo que siente al respecto. Creo que es importante la comunicación en éstos casos. Porque por muchas cosas que tú puedas pensar hasta que no hables con él/ella, nunca sabrás que es lo que realmente le ocurre. 
A veces se juzga sin pensar en las consecuencias y sin pensar en lo que pueda afectarle a ésa persona. Pienso que cada persona es un mundo y porque tú seas de una manera o pienses de una manera no significa que los demás sean o piensen igual, hay que aceptar a las personas como son. Todos somos diferentes, y por eso¡¡ es maravilloso!!

Antes de juzgar, conoce a esa persona o entérate de qué es lo que realmente le pasa o porqué es así, porque cada persona es una historia diferente que conocerás solamente si tú lo deseas. Al fin y al cabo, ¿qué sabes de la vida de los demás? ¿Acaso crees que por unas palabras que hayas compartido con esa persona ya te hace su conocedora y puedas juzgarla? ¿Nunca se te ha ocurrido que sentirías tú si esa actitud fuera contigo y supieras que es equivocada? Por eso antes de juzgar, piensa bien en tus palabras antes de decirlas, porque tal vez, tu intención sea la de ayudar, pero hay palabras que alejan en vez de acercar.
Recordad:  Nadie es quien para juzgar a otra persona por mucho que la conozcas.


domingo, 15 de abril de 2012

Secretos

En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

Secretos, todos tenemos, unos más inconfesables que otros. Hay secretos que no desvelamos porque podría producir grandes consecuencias y pueden acabar dañando a una ó varias personas o incluso a toda una familia. Tener un secreto no quiere decir que siempre sea malo, simplemente son cosas que te guardas para ti mismo porque así lo deseas. A veces ocurre que nos gustaría borrar de nuestra memoria algunos recuerdos o conocimientos secretos, otras veces deshacer el pasado y todo aquello que hoy seguimos guardando en secreto, lo que un día hicimos, nos hicieron ó lo que en su día supimos. Pero el pasado no se puede cambiar y no seríamos quienes somos hoy en día sin todo lo que pasó. Aquí os dejo varios tipos de secretos.

-Secretos inconfesables:  Son aquellos que no se dicen absolutamente a nadie por temor a lo que pueda pasar o simplemente no quieres que nadie lo sepa. A veces puede que hayas estado a punto de confesarlo en algún momento pero al final no te atreves y se convierte entonces en un secreto inconfesable, quizá sea un amor imposible, una infidelidad, algo que hiciste, etc.
-Secretos por un arrepentimiento tardío: Trata de que a veces por falta de humildad, por orgullo no dices "lo siento" o "perdóname" cuando tienes la oportunidad. Te quedas con la culpa, sientes que lo hiciste muy mal pero no eres capaz de admitir y confesar lo mal que lo cometiste, en esto consiste el secreto por un arrepentimiento tardío.

-Secretos por una nueva vida: Queremos dejar nuestra vida y volver a empezar otra, por la razón que sea. Hay personas que lo hacen y lo dejan todo atrás y olvidan todo su pasado, aunque siempre se queda en tu memoria pero lo abandonan todo y no miran atrás. Como no lo cuentas se convierte en secreto.
-Secreto de un amor inconfesable: Es ese amor que por más tiempo que pase siempre estará en nuestro corazón y no importa los años que pasen porque siempre estará ahí. Puede que fuera ese amor que se te escapó o que no pudo ser y te rompió el corazón, pero siempre te viene a la mente. Es inconfesable porque prefieres no sentirte así toda la vida, pero el secreto está ahí para siempre.

Son muchos los secretos que guardamos de diferentes tipos, unos son los que sólo tú sabes y otros son compartidos porque los compartes con esa persona que para ti es especial y sabes que no lo contará; cuando se lo cuentas sientes como una liberación, un alivio y de paso sabes lo que opina esa otra persona y como te puede ayudar/aconsejar. Otras veces los secretos no los cuentas porque podría dañar a otros personas y no los decimos jamás. Es importante pararte a pensar en las consecuencias que tiene contar un secreto porque puede cambiar todo. Los secretos son parte de la vida y nadie puede escapar a tener uno.



viernes, 6 de abril de 2012

Vida

Alguna  vez te has sentido fatal por algo que te haya  pasado... por un problema, por alguien al que quieres, etc. Te pones triste, se te quitan las ganas de hacer cosas, ha veces incluso lloras, quieres estar sólo, empiezas a pensar ¿qué es lo que ha pasado? ¿porqué? ¿Qué es lo que he hecho? ¿que hay de malo en mí? ¿es que soy mala persona? etc etc... Te empiezas a rallar infinítamente y sólo te pones en lo malo y que eres lo peor del mundo y quieres estar solo.... ¡¡MUY MAL!!

Si empiezas con eso, te metes en un pozo profundo del que te costará salir. Por eso cuando te sientas así, no dudes en pedir ayuda a gente que te quiere, contarles lo que te pasa y sobre todo sincerarte.
Debes de superarlo poco a poco, ya que lo que te ha pasado, pasado está, y ya no hay vuelta atrás, ha ocurrido y punto y tienes que enfrentarte a lo que hay. No esperes a que la gente vaya a estar siempre contigo las 24h. para que no te sientas sólo y no te vengas abajo. 
Tienes que aceptar las cosas tal y como son, decir adiós al pasado y un hola bien grande al futuro. No dejes que nada ni nadie te impida ser feliz y que nadie te diga que no lo mereces porque tu tienes el derecho a vivir tu vida como quieres, porque es tu vida y el resto de personas sólo participan en ella.

Intenta ser lo más positivo posible cada día, concentrarte en un proyecto que tengas entre manos ó empezar uno nuevo, disfrutar de tus hobbies, que hagas algo que te haga sentirte bien, te distraiga y mantenga tu mente ocupada.  Hay sentimientos negativos que sólo con el tiempo se irán y que depende de lo que tú hagas se irán antes o después. Porque al fin y al cabo, tu mereces ser feliz. Tienes que intentar mejorar cada día y vas a dejar de preocuparte tanto por los demás para centrarte en ti, por tu bienestar. 
Hay que poner voluntad y muchas ganas si quieres salir de una situación difícil y ser fuerte. Todos cometemos errores y hay que aprender de ellos y quedarte con lo positivo de lo que te pasó porque tú eres el que maneja tu vida y sólo tú puedes cambiarla a mejor.