viernes, 16 de marzo de 2012

Etapas de una relación

 Querer ahora hablar de este tema, ¿mis razones?  porque he empezado a pensar en las diferentes relaciones que he tenido en mi vida, tanto las que sigo teniendo como las que tuve en su momento y se terminaron, y por eso, he decidido escribir "en resumen" más o menos las etapas por las que se pasa en una relación tanto de amistad como de amor, aquí lo dejo, espero que haya acertado más o menos :-)

Al principio todo es muy bonito, vas conociendo a esa persona poco a poco, y si te gusta como es, la vas queriendo, la vas introduciendo en tu vida. Cuando la relación va avanzando, vas sabiendo cada día lo que compartís y en que discrepáis, sabes lo que opina, lo que te gusta y lo que no,  lo que siente por ti y lo que tu sientes por esa persona. 
Cuando todo "es bonito" siempre quieres estar con el/ella, y si tienes mucha afinidad te pasarías horas y horas hablando, te ríes con el/ella, compartes casi todo con esa persona. Le vas dando tu confianza y puede llegar a ser increíble lo que pase en la relación, puede ser muy bello, aunque cueste más o menos que llegue a ese "máximo punto" de la relación; en otras ocasiones se queda en "estado normal", pero eso no quiere decir que sea malo simplemente que cuando llegas al estado "máximo" es maravilloso porque sientes esa afinidad completa que no sientes con el resto, tienes esa confianza que jamas creerías que tendrías.
La relación, si no pasa nada, va evolucionando a mejor,  se hace cada día más y más fuerte, puede llegar a ser una persona indispensable en tu vida y puedes llegar a pensar que jamás te fallará. Cada vez que la veas o sólo con hablar con el/ella te alegrará el día.
Si hacéis planes, unas veces haréis lo que le gusta a él/ella  y otras lo que te gusta a ti,  no tiene por que ceder siempre la misma persona, ¿no? siempre ha de haber un equilibrio, tiene que haber libertad, no siempre hacer lo que uno quiere.
Todo es muy bonito, pero luego llegan los problemas (si ocurren), a veces tener diferencias de gustos u opiniones, puede ser un grave detonante para una pelea si no se ha hablado antes del tema y sólo pueden pasar dos cosas: Hablar sinceramente con tranquilidad del asunto, cara a cara, luchar lo máximo posible, y no dejarte llevar por el rencor o el orgullo si no por lo que verdaderamente sientes por esa persona.
La otra es que si es un grave problema y ves que no hay salida se romperá la relación si no hay solución.
Puede que al final de este pelea sepas realmente  como es esa persona, pues por las acciones se define como eres, al final siempre sale la verdad sobre ti, sobre la persona, sobre los hechos...
Muchas veces pienso en lo complicado que puede ponerse una situación, por eso es vital no expresar las cosas en caliente, pues puedes llegar a decir algo de lo que te puedas arrepentir, por eso es importante estar calmado y hacer algo más importante: ser sincero contigo mismo y con la otra persona.
Cuando se rompe una relación tarde o temprano entenderás la razón por la que se rompió, que ocurrió que falló y que faltó.
Cada relación es un mundo, pero yo cuento lo que creo que ocurre por mi propia experiencia, podría contar más detalles pero sería muy larga ésta entrada. Esto es lo que pienso, espero haber acertado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario